03 de mayo de 2022

El ensayo demuestra la eficacia de la cloriquina para romper el DNA, junto a otro producto que impide la reparación. 

Un estudio del IBSAL ha demostrado que la cloriquina -un fármaco empleado contra la malaria y que en 2020 se intentó utilizar frente al covid- tiene un poderoso efecto antitumoral, sobre todo combinado con otros productos.

 

El trabajo, que ha sido financiado por el Instituto de Salud Carlos III y que han publicado María Ovejero, Rogelio González Sarmiento -director científico del Instituto y catedrático de la USAL- y Ana Belén Herrero ha demostrado la eficacia de este fármaco, por el momento, en el cáncer de ovario, que es la neoplasia maligna ginecológica con mayor mortalidad.

Los investigadores salmantinos subrayan que una de las causas de esta alta mortalidad se debe “al diagnóstico en etapa tardía y la resistencia a la quimioterapia” y justifican así la necesidad “con urgencia de tratamientos nuevos y más efectivos”.

whatsapp-image-2022-04-28-at-10_1-3630595_20220503121250.jpg
 

El doctor González Sarmiento explica que “se sabía que la cloriquina modifica el proceso de la autofagia, que tiene que ver con la limpieza de detritos de las células y está implicada en el cáncer”. “Hemos empezado a estudiarla y vemos que no solo altera la autofagia, sino que además produce daño en el DNA, por eso lo combinamos con otro fármaco (Panobinostat) que inhibe el proceso de reparación. La cloriquina daña produce daños en el tumor y el otro fármaco impide que se repare”, detalla el investigador del IBSAL y de la USAL.

Estos hallazgos se han conseguido sobre líneas celulares, por lo que los siguientes pasos son confirmar su eficacia en modelos animales para, como último paso, experimentar en humanos. “El fármaco ya está autorizado, pero lo que podría conseguir este estudio es un cambio en la indicación”. A finales de verano está previsto que se publiquen otros trabajos respecto al uso de la cloriquina en otro tipo de tumores, además del de ovario.

“Estos resultados, junto con nuestros hallazgos que representan diferentes tipos de carcinomas de ovario, indican que la combinación de cloriquina y Panobinostat debe ser considerado para el tratamiento de varios cánceres y por lo tanto investigado en ensayos clínicos”, concluye el texto publicado.

© La Gaceta de Salamanca

Más información aquí

We use cookies to improve our website and your experience when using it. Cookies used for the essential operation of the site have already been set. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our Privacy Policy.

I accept cookies from this site