15 de septiembre de 2021

La actividad cerebral depende del acoplamiento metabólico de astrocitos y neuronas

 

Juan Pedro Bolaños, catedrático del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Salamanca y director del grupo de ‘Neuroenergética y Metabolismo’ en el Instituto de Biología Funcional y Genómica (IBFG, centro mixto de la Universidad de Salamanca y el CSIC) y en el Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (IBSAL), acaba de hacer una revisión junto a su colega francés Gilles Bonvento (Universidad Paris-Saclay) sobre la tendencia científica actual que sugiere que la actividad cerebral depende de un fino y riguroso acoplamiento metabólico entre los astrocitos y las neuronas.

El trabajo, recientemente publicado por la revista Cell Metabolism aborda de forma crítica y equilibrada la idea cada vez más establecida de que los astrocitos, que constituyen una clase de células cerebrales no neuronales, pero en estrecho contacto con las neuronas, “cooperan activamente con la función neuronal, de modo que a través del metabolismo energético modulan la actividad cerebral y la conducta del individuo”, explica el catedrático a Comunicación USAL.

En la revisión, los científicos describen, además, el impacto de estos mecanismos en el mantenimiento de la salud, dada la evidencia que demuestra que “los fallos en sistemas concretos de cooperación metabólica astrocito-neurona desencadenan enfermedades neurológicas y endocrinas”, subrayan. Así, en el estudio se detallan los mecanismos moleculares más plausibles que proporcionan la base científica que sustenta esta idea, una considerable parte de los cuales “son el resultado de nuestras contribuciones en la Universidad de Salamanca a lo largo de los años”, destaca Bolaños.

Colaboración con la Universidad Paris-Saclay

Los grupos de investigación de Bolaños y Bonvento abordan desde sus respectivas universidades los aspectos metabólicos de la función cerebral desde aproximaciones experimentales distintas, pero complementarias. Motivo que determinó la colaboración científica internacional entre ambos para la ejecución de este estudio. Al respecto, el catedrático de la Universidad de Salamanca señala que, “llevamos colaborando desde hace más de 5 años, lo que ha dado como fruto la publicación de diferentes trabajos de mi equipo en revistas como Nature (2020), Nature Metabolism (2019) o Proceedings of the National Academy of Science of USA (PNAS) (2016)”. En este sentido, cabe recordar que el laboratorio del profesor de la USAL está especialmente interesado en avanzar en el conocimiento de los mecanismos moleculares que regulan la homeostasis energética y redox en las células del sistema nervioso central. Concretamente, su grupo estudia las proteínas y vías de señalización responsables de la adaptación del metabolismo neuronal a la continua y alta demanda energética y antioxidante impuesta por la neurotransmisión.

 

Más información Dicyt

We use cookies to improve our website and your experience when using it. Cookies used for the essential operation of the site have already been set. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our Privacy Policy.

I accept cookies from this site