27 de noviembre de 2020

Salamanca apuesta por un programa para la detección y estimulación cognitiva de pacientes con deterioro leve y Alzheimer precoz

El Ayuntamiento de Salamanca impulsa el primer programa de España dirigido a la detección y estimulación cognitiva de pacientes con deterioro cognitivo leve y Alzheimer precoz, anticipándose al resto del país, con el objetivo de abordar estas enfermedades en sus fases iniciales, garantizando así una mayor calidad de vida de los pacientes.

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, ha sido el encargado de presentar este programa, bautizado con el nombre de ‘Proyecto Edades’, con el que se pretende llegar a unas 1.000 personas el que el primer año de su desarrollo.

En la presentación del ‘Proyecto Edades’ han estado presentes, también, el coordinador del proyecto y jefe del grupo de investigación en Neurociencia del IBSAL, Ángel Luis Montejo, las concejalas de Salud Pública, María José Fresnadillo; de Mayores, Isabel Macías; y de Participación Ciudadana, Almudena Parres; así como los presidentes de la FAMASA y de la Asociación de Vecinos ‘Puentelave’, Francisco Gómez y Julio Pérez, respectivamente.

En1fkYSWEAAXeg1.jpg

 

Durante su intervención, el regidor salmantino ha indicado que la realidad revela es que en torno al diagnóstico precoz de estas enfermedades “existe en España una gran laguna” y, por lo general, “los pacientes entran en el circuito sanitario cuando ya es demasiado tarde”.

“En Salamanca nos hemos propuesto llenar esa laguna y pasar a la acción”, ha subrayado y ha mostrado su deseo de que “todas las administraciones tomen buena nota del esfuerzo que hacemos desde el Ayuntamiento de Salamanca”. “Nuestro objetivo es servir de inspiración y que cunda nuestro ejemplo”, ha abundado.

Asimismo, ha comentado que este programa reafirma “nuestra vocación de primer gobierno local de España en apoyar el talento y la investigación y nos coloca otra vez como ayuntamiento pionero”, en concreto, “como primer ayuntamiento del país, en el combate contra el deterioro cognitivo leve y el Alzheimer precoz, desde el aprovechamiento de la enorme ventaja competitiva que nos ofrece el ser una ciudad universitaria por excelencia”.

La prevención como clave

El alcalde de Salamanca ha explicado que la importancia de este nuevo programa municipal es actuar “antes de que la enfermedad evolucione de manera rápida y con mucho peor pronóstico”. “Anticiparse al Alzheimer y a otras demencias tiene una importancia capital”, ha recalcado.

Según los datos que ha aportado, unas 9.562 personas mayores de 65 años sufren algún tipo de discapacidad en Salamanca. De ellas, 7.650 son susceptibles de presentar deterioro cognitivo leve y 1.912 estarían afectadas por un deterioro más grave.

García Carbayo ha reiterado que estas estadísticas reflejan la importancia de poner en marcha mecanismos para intervenir de manera precoz y tratar estos problemas en sus fases iniciales.

Para ello, a través de un convenio de colaboración con la Universidad de Salamanca, el Ayuntamiento va a financiar las retribuciones del personal investigador, los servicios profesionales y los materiales necesarios para su funcionamiento.

Una inversión a la que se suma la cesión de dos despachos y de dos aulas en el Centro Municipal Integrado de Puente Ladrillo y la implicación de los centros municipales de mayores para la detección de potenciales beneficiarios del proyecto, una tarea en la que además se va a implicar Famasa.

Diagnóstico correcto y ágil

Por su parte, el coordinador del proyecto, Ángel Luis Montejo, ha detallado que el objetivo de este programa es detectar muy precozmente cualquier “queja cognitiva” o señal de que una persona puede desarrollar Alzheimer, algo que actualmente no se consigue a través de la vía clínica, donde un paciente obtiene un diagnóstico con un período de entre dos a tres años de demora.

Tal y como ha explicado, el programa contará con tres expertos en diagnóstico y en estimulación precoz, que desarrollarán sus funciones en grupos de trabajo, con dos sesiones semanales por grupo de dos horas y media cada una, entre los lunes y los jueves, en las que se realizarán tareas que ayuden a ralentizar la demencia o incluso parar su avance.

 

Por otra parte, los viernes, los participantes llevarán a cabo otro tipo de actividades de tipo cultural y social, tales como visitas, viajes o conferencias, con lo que no solo se actúa sobre la memoria, sino también se estimulan las capacidades de interacción social.

Más información: Salamanca24horas

 

We use cookies to improve our website and your experience when using it. Cookies used for the essential operation of the site have already been set. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our Privacy Policy.

I accept cookies from this site