La proteína Cdh1 es esencial para mantener la integridad de las redes neuronales y la memoria ya que regula los niveles cerebrales de la proteína Rock2

  • El Grupo de Neurobiología Molecular del IBSAL y del IBFG (Centro Mixto -Universidad de Salamanca y CSIC-) dirigido por Ángeles Almeida Parra ha conseguido recientemente avances importantes relacionados con el íctus y la enfermedad de Alzheimer

 

La formación y el mantenimiento de las conexiones neuronales son procesos esenciales en el correcto funcionamiento del cerebro. Su deterioro y alteraciones acaban derivando en enfermedades como el Alzheimer y otros trastornos neurodegenerativos. El reciente estudio realizado por el grupo de Neurobiología Molecular del IBSAL demuestra que alteraciones en la integridad estructural de las dendritas neuronales provoca la ruptura de conexiones neuronales lo que se traduce en el deterioro cognitivo característico de la Enfermedad de Alzheimer (AD).

 

CDH1KO

Imágenes de las neuronas del ratón sano y de las neuronas del ratón enfermo (KO de Cdh1). ©A. Almeida

Los investigadores han observado que la proteína quinasa de la familia de las proteínas Rho, denominada Rock2, es un potente desestabilizador dendrítico que se acumula en el cerebro de enfermos de AD. Sin embargo, se desconocen los mecanismos que regulan los niveles cerebrales de Rock2 y la causa que provoca su acumulación y, en consecuencia, la pérdida de la integridad neuronal. En este trabajo, se demuestra que los niveles de la proteína Rock2 están controlados por la actividad de la E3 ubiquitina ligasa APC/C-Cdh1 en un modelo de ratones transgénicos deficientes de la proteína Cdh1 esencial para mantener la integridad de las redes neuronales y la memoria. De hecho, la falta de Cdh1 induce la inactivación de APC/C-Cdh1 en corteza e hipocampo de cerebro adulto, estructuras dañadas en los enfermos de AD, lo que provoca la acumulación y activación de Rock2 en las neuronas. Ello causa la desestructuración y rotura de dendritas y la interrupción de las redes neuronales en la corteza e hipocampo, lo que finalmente culmina en pérdida de memoria y neurodegeneración. En este contexto esta investigación ha descubierto que la administración de un fármaco inhibidor de Rock2, Fasudil, previene las alteraciones dendríticas y los déficit de memoria y aprendizaje en los ratones lo que supone que la vía APC/C-Cdh1-Rock2 puede ser una importante diana terapéutica contra la neurodegeneración y, por tanto, un rayo de esperanza en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer.

 

 

Referencia del Artículo:

APC/CCdh1-Rock2 pathway controls dendritic integrity and memory.  Proc Natl Acad Sci U S A. 2017 Apr 10. pii: 201616024. doi: 10.1073/pnas.1616024114

Enlace a la Revista PNAS: http://www.pnas.org/content/early/2017/04/06/1616024114.abstract

Enlace a PubMed: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28396402?dopt=Abstract

Más información: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

 

 

We use cookies to improve our website and your experience when using it. Cookies used for the essential operation of the site have already been set. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our Privacy Policy.

I accept cookies from this site