La viuda del doctor Ángel Alonso, Rosa Pérez, y Rodrigo Mateos y Leticia Ceballos, directores clínico y administrativo de la clínica odontológica, le han entregado esta beca de un año, en un emotivo acto de recuerdo al odontólogo fallecido.

 

El biólogo Abel Jesús Martel ha recibido hoy la primera beca predoctoral ‘Ángel Alonso’ que, dotada con 18.500 euros, ha sido convocada por el Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (IBSAL) con fondos donados por la Clínicalonso para “la realización de la tesis doctoral en el grupo de investigación CANC-01”.  Abel Jesús Martel, tras la convocatoria pública y la revisión de las candidaturas presentadas, ha sido el beneficiario de esta beca centrada en la investigación en  “Medicina Personalizada en Tumores Sólidos”. Como explicó el graduado en Gran Canarias, sus estudios se centran en estudios moleculares “para el cáncer de colon, cabeza y cuello”, agradeciendo la financiación aportada por este doctor para seguir avanzando en la investigación.

La viuda del doctor Ángel Alonso, Rosa Pérez, y Rodrigo Mateos y Leticia Ceballos, directores clínico y administrativo de la clínica odontológica, le han entregado esta beca de un año, en un emotivo acto de recuerdo al odontólogo fallecido en el que han participado José Carlos Gómez y Carmen Díaz, director médico y directora de enfermería del Complejo Asistencial; Rogelio González, director científico del IBSALJuan Jesús Cruz, jefe del servicio de Oncología Médica, y Emilio Fonseca, experto en el tipo de investigación premiada.

“Al cáncer se le vence pasito a pasito”

El objetivo de esta beca es “promover la investigación, el desarrollo y la innovación en el ámbito biosanitario en Castilla y León; favorecer la vinculación de los jóvenes y su permanencia en el IBSAL y en la comunidad, así como la atracción de talento investigador para contribuir con el relevo generacional; potenciar la actividad científica de los grupos de investigación, y reforzar la investigación del cáncer de colon en el servicio de Oncología”, tal y como era el deseo del promotor de la beca, Ángel Alonso, y es la línea que también se sigue en las investigaciones actuales en la Clínicalonso.

“Gratitud y agradecimiento” al fallecido Ángel Alonso. Como explicó Emilio Fonseca, “su huella siempre permanecerá entre nosotros, entre sus amigos y entre sus compañeros de profesión”.  Por su parte, el director del IBSAL, compañero de Medicina del fallecido, destacó la importancia que para avanzar en la lucha contra el cáncer suponen gestos como el del Clínicalonso. “Iniciativas como ésta son imprescindibles para salir adelante”, recordando que el Instituto Carlos III ha reducido en 30 millones de euros los fondos destinados a investigación en los dos últimos años.

En la misma línea,  Juan Jesús Cruz manifestó que al cáncer se le vence “pasito a pasito, con investigación”, por lo que cualquier ayuda “resulta fundamental”.

El legado de Ángel Alonso: contribuir a la investigación

La Clínicalonso abrió sus puertas en Salamanca en el año 1991 y en el 2016 celebró su veinticinco aniversario. En vida, Ángel Alonso se caracterizó por ser un luchador y un emprendedor, tanto en lo personal como en lo profesional. Antes de fallecer, el fundador de la Clínicalonso, doctor médico estomatólogo y máster en periodoncia, quiso, junto con su mujer, Rosa Pérez, fundar una beca para la investigación oncológica con el objeto de transmitir a los jóvenes investigadores parte de esos valores y de su espíritu de lucha.

 

 

Fuente: Salamancartvaldía

 

We use cookies to improve our website and your experience when using it. Cookies used for the essential operation of the site have already been set. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our Privacy Policy.

I accept cookies from this site